El actor que no es actor, por que no interviene

Marcela Barraza Paredes.  Vicepresidenta de Avance y Desarrollo por la igualdad 
La rana si no salta se cuece.

«La fábula de la rana hervida (otros la mencionan como el síndrome de la rana hervida es muy socorrida para ilustrar una conducta humana que dada la circunstancia te salva o te mata.…Si se echa una rana a una olla con agua hirviendo, ésta escapa inmediatamente y salta hacia afuera. En cambio, si inicialmente en la olla ponemos agua a temperatura ambiente y echamos una rana, ésta se queda tranquilamente dentro de la olla. Y cuando, a continuación, comenzamos a calentar el agua poco a poco, la rana no reacciona bruscamente sino que se va acomodando a la nueva temperatura del agua hasta perder el sentido y, finalmente, morir literalmente hervida.»

Está fábula, síndrome o parábola, como gusten tomarla, es aplicable a cualquier circunstancia donde el confort es una elección. ¿Cómo aplicarla al caso de las políticas públicas?, pues ahora lo explico.

Las políticas públicas son para solucionar problemas sociales, que tienen que ver con el acceso de las personas a bienes y servicios, logrando así el bienestar común o social. Cuando hablamos de bienestar común nos referimos a todos los que componemos la población de un país, no sólo a aquellos que intervinieron en las decisiones de la política pública; denominados actores y cuyas decisiones en cuestión terminarán impactando a nuestras “ranas”. La gran complejidad de las políticas públicas no se puede negar, y lo vemos día a día. Tampoco se podrá negar que quienes llevan el impacto menos favorecido son aquellos que, por no haber intervenido en las decisiones, no pueden llamárseles actores y que no se dan cuenta de las consecuencias que les traerán las decisiones de los que sí intervinieron.

Ese tipo de no actores son aquellos ciudadanos que por ignorancia, indolencia o conformismo y confort, no participan ni se mantienen informados acerca de lo que sucede en el país, sino que se conforman con rumiar las noticias y rumores, dejando a los políticos las cosas de política; para después reclamar las consecuencias de las malas decisiones y acciones, a pesar de que una de las razones puedo haber sido el hecho de su no participación ciudadana ( desde luego sin eximir de culpa a quien corresponda); cumpliéndose así el parábola de la rana hervida, que al acostumbrarse al agua cada vez más caliente hasta que ya no puede hacer nada y perece.

Un ejemplo de lo antes expuesto es el de la política de paz implementada a través del programa. En México nos mueve la paz (Programa Nacional para la prevención social de la violencia y la delincuencia que el Gobierno Federal que encabeza Enrique Peña Nieto para el periodo 2013- 2018) ii que surge a partir de las demandas de la ciudadanía en un aumento de la violencia y la delincuencia en el país, que a pesar de las estrategias, esta violencia no sólo no se ha detenido sino que ha aumentado en un gran porcentaje.

Si en lugar de esperar a que la violencia nos rebasara, la ciudadanía hubiera sido un actor con un interés en común (cuando en períodos anteriores se veía venir el aumento exponencial de la delincuencia), estuviéramos en la posición de la rana que le cae al agua hirviendo y salta, pero esperamos a que poco a poco subiera el calor hasta estar atrapados.

Por otro lado se genera un sentimiento de injusticia, engaño e impotencia, llevan a la desconfianza de los ciudadanos en sus gobiernos y propuestas o medidas de solución a los problemas, que si bien no todos son malos, es cierto que tampoco ha dado la certeza de que las cosas saldrán bien al final del día. Así que si una política pública sea, de paz, democratización, economía, etc. no se refleja en el bienestar de la ciudadanía, no ha sido cuidada en algún momento de su proceso y las “ranas” lo pasaron por alto, lo que les ha costado.

Junio 2019.

https://www.guiainfantil.com/ocio/fabulas/la-rana-y-el-agua-hirviendo-fabula-para-incentivar-el-pensamiento-critico-en-losninos/

ii Gómez Collado, Blanca Esthela. Análisis de las políticas gubernamentales en México sobre Paz y Educación 2013-2018. Revista de humanidades no. 24 enero abril de 2015. Consultada http://www.revistadehumanidades.com/articulos/81-analisis-de-las-politicas-gubernamentales-enmexico-sobre-paz-y-educacion-2013-2018

Visítanos

Blvd. Solidaridad esquina con Navarrete, No. 127
Interior 22. Col. Santa Fe
Hermosillo, Sonora. | C.P. 83249​

Sitios de interés